top of page

La irresponsabilidad de PP y Vox provoca una crisis educativa en Orihuela Costa



Desde el PSOE instamos al Alcalde y al concejal de Educación a que expliquen si la Consellería les ha notificado algún retraso en la construcción del tercer colegio de Orihuela Costa. La edil socialista María García asegura que tras el comunicado de la FAMPA Enric Valor “el ayuntamiento debe explicar si el retraso del que hablan es sólo por su inacción y no tener la parcela lista para el próximo curso o si por el contrario la Consellería desiste de esa inversión tan necesaria para la comunidad educativa en Orihuela Costa”.



Orihuela Costa se enfrenta a una crisis educativa sin precedentes, una situación que afecta directamente a la comunidad escolar y que ha sido provocada por las malas decisiones del Partido Popular (PP) en el gobierno local. El tan necesitado tercer colegio, que prometieron abrir para septiembre, no abrirá sus puertas, dejando a los niños y maestros en una situación insostenible.

 

Desde el Partido Socialista de Orihuela (PSOE) la edil María García ya  había advertido de los problemas que surgirían si se seguía adelante con el plan del PP “señalamos que la parcela elegida no era la idónea, tanto por su situación en pendiente como por su estado, y propusimos alternativas que habrían facilitado la construcción de la nueva escuela en un plazo razonable. A pesar de nuestras advertencias y propuestas, el PP decidió seguir adelante con su plan original, y ahora los resultados son evidentes y desastrosos”. La comunidad educativa de Orihuela Costa sigue padeciendo las consecuencias de estas decisiones equivocadas. “Los dos colegios actuales están masificados, obligando a los maestros a impartir clases en condiciones deplorables: sin bibliotecas, sin aulas de multiusos, y utilizando pasillos y otros espacios de ocio como improvisadas salas de clase. Esta situación no solo afecta la calidad de la educación, sino que también repercute negativamente en el bienestar de los estudiantes” concluye María García.

 

El tercer colegio era esencial para aliviar la presión sobre las dos instituciones existentes. Sin embargo García insiste en que la mala gestión del PP ha supuesto un retraso indefinido. “los oriolanos de la costa se preguntan ahora qué se ha hecho y, lo más importante, qué no se ha hecho para garantizar que este proyecto se completara a tiempo. La responsabilidad recae directamente sobre el concejal de urbanismo y el concejal de educación, no han demostrado capacidad ni la voluntad de superar los obstáculos y cumplir con sus promesas. Hoy estamos más lejos de tener ese tercer colegio nº20 en la Costa que hace un año. Además tampoco se ha dado ningún paso sobre la parcela que deberá albergar la infraestructura educativa definitiva”.

 

García añade “la opacidad con la que se ha manejado este asunto es despreciable. A una semana de que finalice el curso escolar, aún no se sabe nada sobre la escuela de verano, dejando a padres y estudiantes en la incertidumbre. Es evidente que los responsables están más preocupados por mantener las apariencias que por resolver los problemas reales de la comunidad educativa”. Desde el Grupo Socialista aseguran que los residentes de Orihuela Costa merecen respuestas claras y un compromiso firme sobre cuándo se abrirá finalmente el tercer colegio. Las excusas ya no son aceptables. Necesitamos un gobierno local que se preocupe verdaderamente por las necesidades de su gente y que trabaje con transparencia y eficacia para resolver los problemas que afectan a nuestra comunidad.


García concluye “es hora de que el PP de Orihuela asuma la responsabilidad de sus errores y tome medidas concretas para corregir la situación. La educación de nuestros niños no puede seguir siendo una víctima de la incompetencia y la falta de planificación. Los oriolanos de la costa necesitan y merecen una educación de calidad, y es deber de nuestros gobernantes asegurar que esto se haga realidad. La comunidad educativa, los padres y, sobre todo, los estudiantes, no pueden seguir pagando el precio de decisiones mal tomadas. Exigimos respuestas, exigimos acción y, sobre todo, exigimos que se priorice el bienestar y el futuro de nuestros niños. La educación es un derecho, no un privilegio, y es hora de que nuestros líderes actúen en consecuencia”.

 

Comments


bottom of page