El PSOE asegura que el Ayuntamiento sigue sin actuar ante los desprendimientos en Aguamarina


El Grupo Socialista ha retomado una de las denuncias que hicieron el pasado verano y en la que desvelaron las situaciones que se estaban dando en la playa de Aguamarina ante el riesgo de desprendimiento de los acantilados, que provocaron incluso el desalojo de bañistas que ante un vallado “inseguro e incompleto”. Desde el área de infraestructuras aseguraban entonces que habían solicitado un informe geotécnico con el que poder tomar otras medidas que actualmente siguen sin realizarse.


El concejal socialista Luís Quesada ha denunciado esta mañana “la falta de actuaciones” desde el equipo de gobierno ante los desprendimientos que provocaron el pasado año que se tuviera que “delimitar y cerrar” una parte de la playa de Aguamarina. Quesada ha recordado que fue su grupo quien desveló que durante el pasado verano y ante la falta de una señalización que alertase a los bañistas, la policía local tuvo que desalojar la zona varias veces.


Desde el Grupo Socialista recuerdan que ante estas denuncias en prensa, desde el área de Infraestructuras se aseguró que se había encargado un informe geotécnico de todo el paseo para poder acometer las “necesarias y mejores” actuaciones. Por este motivo Quesada ha anunciado que ha registrado un escrito a esa área para por una parte solicitar acceso al contenido del informe “la verdad, es que no desconocemos si finalmente se encargó y en caso de estar realizado, las conclusiones del mismo y por otro lado, preguntamos las actuaciones que hayan podido realizarse hasta la fecha ya que aparentemente todo sigue igual”.


El concejal Quesada ha aprovechado la comparecencia para reiterar “prácticamente todo lo que se anuncia desde el Gobierno en la costa no llega a ejecutarse, además durante la pasada semana asistimos atónitos a la presentación que por parte de Bascuñana se hizo a algunos colectivos sobre inversiones para las que no cuenta con presupuesto, de esta actuación no habló y por eso nos tememos que volverá a comenzar la época de baño y en Aguamarina tanto los residentes como los visitantes tendrán los mismos inconvenientes que el año pasado”.



Desde el Grupo Socialista aseguran “a nosotros nos preocupa mucho la imagen que damos de nuestro litoral, por suerte Orihuela Costa es un destino muy visitado en verano y prácticamente durante todo el año y esto parece que no es motivo para que los ediles que conforman el Gobierno solucionen los problemas que se tienen allí”. Quesada ha concluido asegurando “vamos a seguir aunque les moleste recordándoles que no cumplen sus compromisos y por supuesto luchando para que si hay que tomar medidas o señalizar zonas con peligro se hagan con los materiales y elementos que garanticen la seguridad y no, como lo que se ve cada vez que actúan parcheando”.