El PSOE ofrece una Moción de Censura si Bascuñana no dimite

05/07/2018

 Intervención de Carolina Gracia ante los medios de comunicación:

 

En la tarde de ayer conocimos de boca de la Consellera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Ana Barceló, una información de suma importancia para la ciudad de Orihuela.  Lo hacía en relación al caso de las informaciones aparecidas que relataban una ficticia adscripción funcional en la Dirección Territorial de Sanidad de Alicante durante varios años, sin ejercer como tal pero cobrando, de quien sigue siendo Alcalde de Orihuela, el señor Emilio Bascuñana.

 

Esta información, que ya debemos considerar como oficial al ser transmitida por la máxima autoridad de la Sanidad Valenciana en sede parlamentaria y provenir de un informe interno, subraya con total rotundidad que no existe ninguna constancia de que Emilio Bascuñana haya realizado ninguna labor en el puesto detallado, por el que estuvo cobrando ni más ni menos que 55.000 euros al año. 

 

En su intervención la consellera reveló que no se ha encontrado, y cito textualmente, “ningún documento descriptivo de las funciones, supuestamente encomendadas, ni el objetivo, ni el contenido, ni la misión de ese trabajo". También, en su respuesta, indicó con total claridad que “no se puede constatar que el citado funcionario, Emilio Bascuñana, hiciera tareas o realizara actividades durante ese periodo y, de haberlo hecho, no quedaron registradas y no constan en la Dirección Territorial”.

 

Como saben, de la constatación de este hecho por parte de la Conselleria de Sanidad, se va a derivar la apertura de un expediente informativo, del que, dependiendo de las conclusiones, la propia Consellera ya ha adelantado que se valorarán las acciones a emprender.

 

Tengo que reconocer a ustedes y a los vecinos y vecinas de Orihuela, que ayer por la tarde cuando escuché la intervención de la Consellera de Sanidad, sentí una gran decepción y sobre todo, me sentí engañada como concejala de este Ayuntamiento y también como oriolana. Me sentí engañada y defraudada con quien a día de hoy ostenta la alcaldía de nuestra ciudad.

 

Desde que este tema saltó a la luz pública a finales del pasado mes de mayo, el Partido Socialista ha sido prudente, ha sido paciente y además, ha sido responsable. Quisimos, con la convocatoria del pleno celebrado la semana pasada, que el Sr. Bascuñana explicara, con luz y taquígrafos, si lo que apareció en diferentes medios de comunicación era verdad o no. Así de simple. Tuvo a su disposición un pleno entero para demostrar con documentación y pruebas que, según dijo en rueda de prensa, no había nada reprochable, que no había, en su proceder, nada oscuro o que ocultar.

 

Ya le dijimos al Sr. Bascuñana que la oportunidad de ser transparente que él no se daba, se la dábamos nosotros con ese pleno. Y le dijimos que la aprovechara.  Pero no lo hizo. El Señor Bascuñana ni explicó, ni aclaró, ni aportó prueba alguna.

 

Y ayer, tan solo dos semanas después de esa oportunidad perdida, y después de casi un mes y medio desde que este tema salió a la luz pública, vemos como el peso de la verdad ha caído sobre sus espaldas. Un alcalde al que desde el grupo socialista le decimos que, por el buen nombre del Ayuntamiento de Orihuela, NO LE QUEDA OTRA SALIDA QUE DIMITIR DE SU CARGO.

 

Como he dicho, hemos sido prudentes, hemos sido pacientes, y hemos querido dar la oportunidad de aclarar el asunto antes de pedir la cabeza de nadie, pero una vez conocida la versión de la propia Consellería de Sanidad, una vez confirmado este lamentable caso de nepotismo, una vez confirmado el engaño a los vecinos de Orihuela y al pleno del Ayuntamiento, NO QUEDA OTRA SALIDA QUE PEDIR LA DIMISIÓN DEL SR. BASCUÑANA.

 

No puede seguir representando al municipio de Orihuela una persona en la que recae, cada día con más espesura, la sombra de la sospecha. No puede dirigir el desarrollo de una ciudad, quien, a todas luces y según ayer se desprendió de la información ofrecida por la Consellera de Sanidad, aceptó y se aprovechó de un puesto público de manera ficticia pero bien remunerado, sin realizar labor alguna.

 

En este sentido, tenemos poca o ninguna garantía de que el Sr. Bascuñana dimita, por lo que de ser así, “aquí hay 8 concejales y concejalas dispuestos a ofrecer la única herramienta que permita quitar a Bascuñana de la alcaldía”. Desde el PSOE estamos dispuestos a ofrecer una Moción de Censura con el fin de que obtenga las firmas y apoyos necesarios para su registro en el Ayuntamiento de Orihuela.

 

En estos momentos ya no queda otra opción que “definirse, decir alto y claro qué queremos para nuestra Ciudad”, lo contrario a esto, “mantenerse en la crítica y el reproche político no es lo que la ciudadanía espera de nosotros y por eso ofreceremos la única opción que devolvería la dignidad y la honorabilidad política a la Alcaldía de Orihuela”.

Please reload

Lo último:
Please reload

Noticias

© 2020 - PSOE de Orihuela.

C/Hospital, 2

gruposocialistaorihuela@gmail.com