Noticias

El discurso de Bascuñana es "impropio de un Alcalde responsable y con un mínimo sentido de la v


Lo ha vuelto a hacer. Bascuñana ha vuelto a utilizar la tribuna que le ofrece la celebración de un acto institucional con motivo del 9 de Octubre, para hacer oposición al Consell de la Generalitat Valenciana.


En un discurso que no ha sido capaz de arrancar ni un sólo aplauso, Bascuñana ha reprochado al Consell el maltrato y la discriminación hacia Orihuela. Y a pesar de que, por primera vez en décadas, el gobierno valenciano que dirige el s


ocialista Ximo Puig, ha dado respuesta a la histórica reivindicación de la construcción del Centro de Salud del Rabalche, el Alcalde ha vuelto a cargar contra el President por no ser todavía “una realidad”; cuando durante los veinte años de gobiernos autonómicos y locales del PP, jamás, nadie, había garantizado su construcción.


Pero no sólo eso, también reprochó a la Generalitat la existencia de barracones en los centros educativos del municipio, sin sonrojarse lo más mínimo. Un Alcalde que milita en el partido imputado que ha construido todas las aulas prefabricadas que existen en Orihuela, y que es responsable directo de los millones de euros en sobrecostes por la construcción de los centros públicos de CIEGSA, no es que no pueda opinar sobre el asunto, es que debería, cuanto menos, pedir disculpas y agradecer públicamente que el Consell que preside Puig haya empezado a poner punto y final a este vergonzoso asunto, con la construcción del Colegio Público Playas de Orihuela, tras 14 años en barracones, con una inversión de 6,6 Millones de Euros. Máxime cuando además, el Consell se ha comprometido a asumir los 500.000 Euros que debiera haber desembolsado el Ayuntamiento para el programa de ayudas a los libros de texto, Xarxa Llibres, ante la incapacidad económica del PP oriolano.


Entre la relación de “lindezas” que ha expuesto Bascuñana, que no tienen desperdicio; ha invitado a la oposición a sumarse a los trabajos de su Equipo de Gobierno, después de excluir al Partido Socialista de la mesa de trabajo para la Declaración de Interés Turístico Nacional de las fiestas de Moros y Cristianos, de haber suprimido el derecho a voto del PSOE en el reglamento del Consejo Sectorial de Turismo, de excluirnos del proceso de elaboración de los presupuestos municipales, o de mantener después de año y medio de gobierno una lista interminable de mociones que han sido aprobadas a propuesta del PSOE, pero que no han sido ejecutadas ningunas de ellas.


Bascuñana no actuó como el Alcalde de Orihuela que es en un acto institucional, sino como el Presidente del PP (que realmente no es) en un mitin político. En esa tozudez en su viaje a ninguna parte, Bascuñana aprovechó para cargar contra el Consell también por la política lingüística, basando su discurso en una ficticia guerra sobre la “imposición” del valenciano y autoproclamándose defensor de los “radicales e intolerantes” que simplemente están cumpliendo nuestro Estatuto de Autonomía y la ley de enseñanza y uso del valenciano (que existía cuando gobernaba el PP), manteniendo la excepción en las zonas castellanoparlantes.


En una intervención que consideramos rancia y casposa, de mal gusto y de un desprecio inaceptable a una mínima lealtad institucional; Bascuñana aseguró no conocer a la Consellera de Justicia, Grabriela Bravo; cuando hace pocos meses visitó el Ayuntamiento de Orihuela. Algo que, por cierto, han hecho ya la Vicepresidenta Mónica Oltra, el Conseller de Economía Rafael Climent o el propio Presidente Ximo Puig en varias ocasiones; y que contrasta con la ausencia del último Presidente popular, Alberto Fabra, que se negó a pisar Orihuela en visita institucional durante los cuatro años de su mandato y cerró cualquier posibilidad de inversión en nuestro municipio con el silencio cómplice del Grupo Municipal Popular. De hecho, el propio Bascuñana no reivindicó jamás públicamente al Consell que lo colocó como Gerente del Hospital Vega Baja, la ausencia de inversiones autonómicas en nuestro municipio, tampoco en materia de Sanidad.


Este Grupo Municipal entiende que no sólo es aceptable, sino que es necesario, que un Alcalde haga las reivindicaciones necesarias para nuestro pueblo, que además compartimos (devolución de los antiguos juzgados o de la casa natal del poeta, por ejemplo). Pero entre la justa reivindicación, hecha desde el respeto institucional, y subir a una tribuna para vomitar el argumentario del PP, existe un abismo evidente.


Lo de hoy ha sido un claro abuso de los medios públicos con fines propagandistas que sólo ha pretendido tapar la incapacidad de su gobierno. El discurso de esta mañana, no sólo no ha ofrecido ni un anuncio nuevo para Orihuela, sino que además ha sido impropio de un Alcalde responsable y con un mínimo sentido de la vergüenza.

Lo último:

© 2020 - PSOE de Orihuela.

C/Hospital, 2

gruposocialistaorihuela@gmail.com