Noticias

Bascuñana pone en peligro la subrogación del personal de los trabajadores de la zona azul.


Ruiz advierte de que el Alcalde se ha atribuido competencias indebidamente para suspender por Decreto la Ordenanza Fiscal que regula la ORA.

El Concejal Víctor Ruiz comparecía esta mañana ante los medios de comunicación para recordar que una vez más el equipo de gobierno ha incumplido los plazos anunciados, en este caso para la nueva adjudicación del servicio de la zona azul, a pesar de las reiteradas advertencias del PSOE, como ya ocurriera con la firma del convenio del AVE o con la presentación de los Presupuestos Municipales de 2016. “Una vez más llegan tarde, y es que cada vez que dan una fecha, el gobierno se estrella”, dijo.


Denunció el edil socialista que el Alcalde haya dictado un Decreto en el que ordena a la Policía Local el precintado de los parquímetros, en base a la finalización del contrato y a la Disposición Adicional contemplada en la Ordenanza Fiscal que regula el estacionamiento de vehículos de tracción mecánica en las vías públicas de Orihuela.


Ruiz esgrimió que la Ordenanza dispone que por medio de un Decreto de Alcaldía se puede “limitar la prestación del servicio durante determinados periodos de tiempo siempre que se den tres supuestos: una nueva ordenación del tráfico, por interés de la circulación o por acontecimientos públicos, obras o cualquier actividad municipal promovida y/o autorizada por el Ayuntamiento; como ocurre en festividades como Semana Santa o Moros y Cristianos, por ejemplo”. Sin embargo, Ruiz destacó que “no se han dado ninguno de estos tres supuestos para que anule la tasa por medio de un Decreto, por lo que debería de ser el Pleno quien derogue o suspenda la aplicación de la Ordenanza, ya que es quien la aprobó”.


“Nos encontramos ante una atribución indebida de funciones por parte del Sr. Bascuñana, que ha firmado un Decreto basándose sólo en opiniones del Alcalde y no en informes técnicos, ni jurídicos, para anular una Ordenanza cuando no está facultado para hacerlo”, dijo Ruiz. Y añadió “lo del Alcalde es un grave abuso, sin precedentes en este Ayuntamiento”.


Además, el edil socialista denunció que “esta cacicada de Bascuñana le puede costar muy cara al pueblo de Orihuela, porque nos deja expuestos a una posible denuncia de la empresa y a otra de los trabajadores, porque ha puesto en peligro la subrogación del personal que contempla el pliego de condiciones”.


Y es que en el Decreto dictado por el Alcalde, éste se basa en que la fecha de finalización del contrato es el 11 de noviembre de 2015 (ayer), pero la cláusula cuarta del contrato establece que “el plazo de concesión es de seis años, desde la puesta en funcionamiento del servicio”; y ésta se produjo el 30 de noviembre de 2009.


El hecho de hacer anulado el servicio antes de tiempo, según los socialistas, provoca que la empresa actual pueda despedir a los trabajadores, perdiendo los derechos adquiridos como la antigüedad de seis años, sin que la nueva adjudicataria tenga la obligación de subrogarlos, o que si decide contratarlos, no tenga la obligación de respetar su antigüedad.


“Si el Alcalde no hubiera hecho esta barbaridad, la subrogación del personal no correría peligro, porque habría dado tiempo antes del 30 de noviembre a que la nueva empresa subrogara la plantilla”, porque este error en la fecha supone que “el Alcalde ha trucado los dados dictado un Decreto que no es de su competencia, que además no hacía falta en absoluto, y que puede costarnos caro al pueblo de Orihuela, que queda expuesto a una posible demanda de la empresa para reclamar una indemnización lucro cesante, y sobre todo de los trabajadores por despido improcedente o daños morales”, dijo el edil.


Apuntó Ruiz que, tal y como recoge la jurisprudencia en casos similares, el Ayuntamiento, una vez comido el error en la fecha y en la emisión del Decreto, debería hacer subrogado al personal y prestar el servicio de forma propia para que la nueva empresa subrogue al personal; porque, “de lo contrario, se está produciendo un grave perjuicio a los trabajadores por responsabilidad exclusiva de Bascuñana, que puede incurrir en una ilegalidad por la que pueda reclamarse responsabilidad personal”.


Por último, el Concejal socialista pidió la convocatoria de la Comisión que en el pasado pleno de octubre todos los grupos acordaron por unanimidad constituir para estudiar las acciones para reclamar la deuda a la empresa Esma Park, dilucidar la verdad del porqué jamás se reclamó, y ahora también exigir las oportunas explicaciones sobre este asunto.


ADVERTENCIA


Al finalizar la pueda de prensa, el edil socialista presentó por registro un escrito dirigido al Alcalde manifestando que “se ha dictado de manera absolutamente ilegal por manifiesta incompetencia del Sr. Alcalde para declarar la suspensión de la Ordenanza” y que a consecuencia de dicha decisión “se pudieran producir serios perjuicios para las arcas municipales, al frustrar los legítimos derechos de los trabajadores que prestaban sus serios para Esma Park a continuar trabajando para la nueva empresa adjudicataria en virtud de la subrogación prevista en el pliego de condiciones”.


En el escrito advierte de que la suspensión de la Ordenanza por medio de una Resolución de Alcaldía “pudiera ser constitutiva de falta muy grava de las establecidas en la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno; y conllevar así mismo la obligación personal del Sr. Alcalde de indemnizar a la Hacienda Municipal de los perjuicios causados”.


Concluye el escrito instando a Bascuñana a dejar sin efecto la Resolución de Alcaldía, al dictarse careciendo de competencias, y a tomar medidas para garantizar el derecho del personal de la empresa a que se produzca la subrogación empresarial prevista en la normativa legal y en el propio pliego.

Lo último:

© 2020 - PSOE de Orihuela.

C/Hospital, 2

gruposocialistaorihuela@gmail.com