La Oposición culpa al Ayuntamiento por el caos en Edificant y logra reuniones de seguimiento mensual


Hoy se ha celebrado la Comisión Extraordinaria que los grupos municipales Cambiemos Orihuela y Psoe solicitaron para esclarecer la “hoja de ruta” del Ayuntamiento en centros como el IES Tháder, Espeñetas o el Colegio en Desamparados “creemos que cada vez el Gobierno lleva peor el que se pidan explicaciones, datos o información, en este caso, insisten en que parezca que vamos en contra del trabajo del personal municipal pero no, está claro que el retraso municipal ha provocado el caos en la mayoría de proyectos”. Desde Contratación aseguran que la única manera de solventar las obras iniciadas del Tháder es la modificación del proyecto y el contrato.


La portavoz socialista, Carolina Gracia ha explicado que a pesar de que la Comisión se ha celebrado el último día que les daba el Reglamento desde su Grupo agradecen la información y datos que se han aportado en la misma tanto por el actual edil de Educación, Antonio Sánchez, como de la de Contratación Sabina Galindo “sabemos que estas solicitudes les incomodan pero no nos dejan otra alternativa, esperamos que, ahora con el acuerdo de mantener encuentros mensuales en los que poder seguir obteniendo la información, el trabajo de los Grupos sea mejor y que se puedan seguir ampliando las actuaciones en los centros del municipio. En este sentido he de decir, que bien está lo que bien acaba, reconocen que desde el inicio de este Plan no creyeron en él y ahora al menos ya son conscientes de que todo lo que no venga del mismo, no se hace”.


Gracia asegura que en la sesión ha preguntado por el estado de los pagos que la Consellería hace de este plan “nos han reconocido que de las obras acabadas el 80% está abonado, lo que demuestra que la administración autonómica va abonando las certificaciones cuando se tramitan”. La portavoz socialista recuerda “hace unos meses desde el PP se trajo a pleno una moción para intentar confundir y hacer que la Consellería fuese la culpable de las rescisiones de contrato que se produjeron como en el caso de Hurchillo o Desamparados por parte de las empresas que alegaban que el ayuntamiento no había firmado el acta de inicio de las mismas o el aumento de precios que se está dando desde hace unos meses”.


Desde Cambiemos, su coportavoz María Sandoval, ha recordado que las contrataciones a la baja están ocasionando buena parte de estos perjuicios a la comunidad educativa “se ha reconocido por parte de la concejala de contratación que, efectivamente, el hecho de que se adjudicasen licitaciones a la baja en las mesas de contratación municipal, que en el caso del IES Tháder alcanza hasta un 20% por debajo de lo que estipuló por Conselleria, está causando la necesidad de realizar modificaciones de contrato para poder hacer frente a las obras. Como es el caso del Colegio de Desamparados, en el que la empresa ha renunciado porque no le resultaba rentable. Nuestro grupo, además, ha preguntado por cómo está afectando a la calidad, como por ejemplo ha sucedido en el colegio Andrés Manjón (cuya bajada fue de hasta el 29%), donde hemos constatado que los materiales utilizados y las obras se quedan cortas y requerirán nuevas reformas en pocos años. La Señora Sabina Galindo ha echado balones fuera argumentando que hay un control técnico. La respuesta no nos convence, pues hay responsabilidad política sin duda alguna en la adjudicación de las obras”.